Unidas se puede mantiene su compromiso con la acogida digna con las personas migrantes

  • La confluencia lagunera destaca la importancia de respetar los derechos humanos y evitar el modelo de macrocentros

10/07/2024.

De cara al próximo pleno municipal en La Laguna, Unidas se puede acusa al Partido Popular de querer romper el consenso social y político que se había alcanzado respecto a los centros y las personas migrantes en el municipio. La formación política reitera su rechazo al modelo de macrocentros, al igual que plantea la formación de derechas, aunque por motivos completamente opuestos y subraya su compromiso con una acogida digna y respetuosa hacia las personas migrantes, en coherencia con los acuerdos consensuados por la mayoría de las fuerzas políticas desde el año 2021.
En febrero de 2021, el pleno municipal adoptó una serie de acuerdos que reflejan el compromiso de La Laguna como un municipio abierto y acogedor, que garantiza una atención integral a la población migrante, asegurando su bienestar y respeto a sus derechos humanos. Entre estos acuerdos, se destacan la urgente derivación de migrantes hacia centros en la península y Europa, la puesta en marcha de otro modelo de acogida distinta a los macrocentros, y el desarrollo de políticas de cooperación para mejorar las condiciones en los países de origen de la migración irregular.

Idaira Afonso, concejala y coportavoz de Unidas se puede


Idaira Afonso, concejala y coportavoz de Unidas se puede, y recientemente nombrada presidenta de la Comisión Especial de Igualdad por la integración social y contra la discriminación, enfatiza: "Nuestra posición ha sido siempre clara y coherente. Rechazamos cualquier forma de xenofobia y racismo y abogamos por un modelo de acogida que respete la dignidad de todas las personas. Es esencial que los diferentes gobiernos y las administraciones involucradas incrementen las partidas destinadas a una atención adecuada, evitando la creación de macrocentros que no solo son ineficaces, sino que además generan conflictos y no respetan los derechos humanos básicos".
La moción del Partido Popular es vista por Unidas se puede como un paso atrás en la solidaridad y en el compromiso con los derechos humanos, contradiciendo los principios que el municipio ha defendido hasta ahora. La formación lamenta que el PP mantenga una postura ambigua y contradictoria en diferentes niveles administrativos, lo cual demuestra una falta de consenso y solidaridad con las personas migrantes, que en muchos casos son menores de edad que huyen de conflictos y buscan protección.
Afonso agrega: "Es necesario que se mantenga una coherencia política que vaya más allá de los intereses partidistas y se centre en las necesidades humanitarias y los derechos de las personas migrantes. Desde Unidas se puede, continuaremos trabajando para asegurar que La Laguna sea un ejemplo de integración y respeto por la diversidad, a pesar del tiempo perdido este año".
El espacio político también critica abiertamente la doble moral del grupo de gobierno, que profesa defender los derechos de las personas migrantes mientras sus acciones demuestran lo contrario. A pesar de su discurso favorable, han fallado en ejecutar medidas concretas de apoyo a este colectivo, incluyendo el adecuado reparto de guías para personal técnico en migraciones, cuestión que ha sido objeto de preguntas en plenos anteriores por parte de la formación. Además, en una contradicción aún más flagrante, mantienen en la Presidencia de la Comisión de Convivencia a un representante de un partido político conocido por su discurso racista y xenófobo, lo cual pone en cuestión su compromiso real con la integración y la lucha contra la discriminación.
El debate sobre esta moción no solo refleja las diferentes visiones políticas sobre la gestión de la migración en Canarias, sino también el papel fundamental que juegan los municipios como La Laguna en la creación de entornos acogedores y justos para todos. El espacio político insta a todas las fuerzas políticas a mantener el consenso democrático y a trabajar conjuntamente por soluciones que promuevan la solidaridad y el respeto a los derechos humanos, reforzando los compromisos adoptados y evitando medidas que perpetúan la exclusión y el trato inhumano de las personas migrantes.
La confluencia lagunera se posiciona en este pleno como una defensora firme de los derechos de las personas migrantes y reitera su compromiso de seguir trabajando por un municipio y una sociedad que sean inclusivos, solidarios y respetuosos con todos los seres humanos, sin importar su origen.